miércoles, julio 25, 2007

¿Qué APORTAN LOS NUEVOS EDIFICIOS EN EL CENTRO?

Por Álvaro Undurraga
Concejal de Santiago



Un dato, los metros cuadrados por persona de muchos de los nuevos edificios en Santiago, son inferiores a los de una vivienda social en Ciudad de México.
Nuestra querida ciudad ha cambiado mucho en los últimos años, nuevas construcciones y poco respeto al patrimonio son las fuerzas que golpean nuestra modernidad. En este sentido la Municipalidad de Santiago con un nuevo plano regulador y la actual congelamiento de permisos esta tratando de revertir o por lo menos detener. Principalmente el triangulo central que es el lugar que tiene el tejido urbano histórico más importante del país.

En el Triángulo Central encontramos 139 edificios protegidos, 47 Monumentos Históricos y 92 Inmuebles de Conservación Histórica. Entre los estilos arquitectónicos principales se cuentan el colonial, neoclásico francés, ecléctico, racionalismo e historicista.
El Centro Histórico, se encuentra dotado de una excelente accesibilidad, siendo esta, una de sus grandes fortalezas. Cuenta con los principales ejes conectores norte-sur y oriente-poniente de la ciudad, tres líneas de Metro, las principales líneas de locomoción colectiva, 5 estacionamientos subterráneos, una gran cantidad de edificios de estacionamientos y tres paseos peatonales.
Las intervenciones en el Espacio Público de la Comuna y especialmente del Centro, en los últimos años, han estado enfocadas directamente a potenciar los espacios públicos de mayor escala, como los paseos Huérfanos, Estado y Ahumada. Por esto se ha analizado los espacios públicos de menor escala, los cuales en general constituyen excepciones en la trama urbana y actúan como elementos especiales, lo que les otorga un papel orientador de los recorridos actuando como hitos reconocibles y referenciales dentro del Centro. Sin embargo la mayoría de estos espacios se encuentran subutilizados y en mal estado.
Otra característica que distingue al Centro Histórico, es la existencia de 72 espacios privados de uso público entre los que se cuentan las Galerías y Pasajes con uso predominantemente comercial, que en su conjunto conforman una red de gran aporte para la circulación peatonal. Además 18 de estas Galerías son de un alto valor patrimonial.
Aquí entonces debemos detenernos, ¿como es la calidad de las nuevas edificaciones?, estamos perdiendo nuestro patrimonio y lo estamos cambiando
Las nuevas construcciones de edificios habitacionales en Santiago, si bien es cierto lograron detener el éxodo de habitantes de la comuna, con el tiempo nos han presentado nuevos desafíos para ser resueltos por la autoridad.
Comercialmente y dado que la legalidad lo permite se construye grandes edificios de gran cantidad de departamentos. Donde principalmente encontramos los de un dormitorio. Lamentablemente también nos encontramos que estos departamentos han comenzado a tener usos deteriorantes como bodega, motel o negocio.
La alta rotación de usuarios de estos departamentos no permite o dificulta el arraigo a la comuna y o a la copropiedad. Arraigo que es necesario para el desarrollo de la comuna principalmente en lo que son sus espacios comunes.
La pregunta que deberíamos hacernos es que sucederá con el centro en 30 años más, ¿serán estos edificios lugares bien mantenidos?, funcionales como lo son ahora o se transformaran en vivienda de mala calidad, casi sin ascensores, con violencia dentro de los propios lugares, etc.… Esto ha sido lo que ha sucedido en algunos países, que no lograron tomar medidas a tiempo.
Cabe también pedirles a las constructoras varíen su modelo de negocio y construyan pensando en el futuro, viviendas más grandes, que sirvan a una pareja que quiere tener hijos, que lleguen familias, no solo personas jóvenes. Y creando un arraigo podamos generar comunidades que quieran su entorno y sean capaces de cuidar lo que tienen, invertir en el y también ayudar a que su entorno sea mas amable.

1 Comentarios:

A la/s 6:40 p. m., Blogger bazán dijo...

gran tema, álvaro. hace poco estuve en uno de estos edificios y la verdad es que lo primero que pensé es en el mal envejecimiento que tendrá la estructura. probablemente, en un par de décadas se convierta en un ghetto gigante que además, dará un pésima imagen a la cara más visible de Santiago. Aquí no se trata de esconder la pobreza, si no que de construir pensando a futuro. El centro debería ser un lugar donde todas las clases confluyan y convivan. Este tipo de construcciones sólo perpetuan el estigma de "invivible" que tiene la comuna de Stgo centro. Me alegra que en la muni se estén preocupando de este tema.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal